Thursday, February 07, 2008

Horario indefinido

Hoy - como en algunas otras oportunidades - mi día comienza más tarde, las horas son más lentas, hoy mandé a mi epidermis a la lavandería, a mis ojos a exfoliarse y luego a clases de yoga para relajarse, puse a mi pasado en cuadernos vacios y los coloqué en mi estante y mi vocabulario se fue envuelto en toallas blancas al sauna. Hoy miro al techo esperando ver alguna mancha, al zancudo que me jodío toda la noche o tratando de leer algo que me olvide de escribir, algo que se encuentra alojado en mi cabeza, la triquina que no se despega de mi cerebro para tocar el papel y ver la luz.

"Buenos días", parece que todo lo veo en cámara lenta, escucho todo como un viento desidioso que me llega a los oidos. "¿Qué tal?" son las palabras que parece dictar mi yo autómata al llegar a cualquier parte...siempre tratando de sonreir y disculparme. "Mi día comienza más tarde" , intento decirlo sin parecer sin vergüenza -cosa que parece un poco difícil - pero que al final terminan disculpándomelo sin malos tratos.

Con la misma paciencia actuan mis amigos, aquellas personas de las que no huyo cuando vienen a buscarme, que no me reclaman nada si algún día falto, a los que no les importa tanto ciertas libertades, a los que están ahí para escucharme, a los que siempre hago reir, saben que tengo horario indefinido, que no soy una farmacia 24 horas, que soy el antidepresivo sin receta, los que me guardan un asiento en el salón porque saben que si llego, lo haré un poco más tarde.

Ellos saben perfectamente que si me voy a comprar cigarros ya no regreso, que igual me veran linda despeinada, sucia y con ojeras, que me despertarán si me quedo dormida en plena clase, a los que nos les molesta mis zapatos sucios o mi pantalón roto, los que comprenden mi lenguaje bizarro y no preguntan mucho cuando hablo porque entienden mis torpes balbuceos, saben que si llego muy pintada o vestida totalmente de negro algo anda mal.

Ellos me quieren así, rara y loca como dicen, yo los quiero por la comprensión, algo que de por si los hace extremadamente especiales...saben que si no llego es porque no quise y así respetan mi posición...saben que soy de las que va para volver después, así se irá ampliando el camino para ir y tal vez no regresar.

2 comments:

V said...

entretenida la triquina
=)

Octavio M said...

Todo lo que va, vuelve, de alguna u otra forma.