Monday, January 10, 2011

Así acabó

La casa de muñecas y mi gabinete, mi taller y mi ventana. Sin querer y fugazmente, todo se acabó... Volveremos a empezar.

1 comment:

Jorge Ampuero said...

A renacer entonces
como el ave fénix.

:)