Friday, January 26, 2007

"Lecturas para minutos", de Herman Hesse

"Soy un admirador de la infidelidad, del cambio, de la fantasía. No veo ningún valor en fijar mi amor en cualquier rincón del mundo. Aquello que amamos lo considero siempre y únicamente como una metáfora. En cuanto el amor queda amarrado a algo y se torna fidelidad y virtud, se me hace sospechoso".

"Nosotros, no creemos en ninguno de los ideales de este tiempo, ni en el de los dictadores ni en el de los bolcheviques, ni en el de los profesores ni en el de los fabricantes. Pero creemos que el hombre es inmortal y que su imagen puede curarse de todas las deformaciones y salir purificada de todos los infiernos. Nosotros creemos en el alma, cuyos derechos y aspiraciones, por tanto tiempo y tan duramente sofocados, jamás pueden morir. Nosotros no tratamos de explicar nuestro tiempo, ni de adoctrinarlo, sino que buscamos, al manifestar nuestro propio dolor y nuestros propios sueños, abrir el mundo de la vivencia. Estos sueños son en parte atroces pesadillas, estas imágenes son en parte horribles espantajos: no debemos embellecerlos, no debemos camuflar nada".

3 comments:

eme said...

Nunca tan acertado Hesse, especialmente en ese 1er concepto.

Led said...

Hola, no se si tengas el libro en pdf .. me lo enviaria su puede porfa ? Gracias.

VALENTIN BARREIRA said...

PDF??? Hay librerias maravillosas...